29 jul. 2007

VIRUS - BIOGRAFIA (CRONICA)

Virus tuvo sus orígenes en la década del setenta, creció y explotó con popularidad masiva a lo largo de los 80, se convirtió en leyenda en los años noventa, y en el 2000 sigue adelante con nuevos proyectos. Es la máxima expresión de la modernidad en el rock nacional. Esta banda platense, que en muchos aspectos lideró el panorama local de la década, despuntó en 1981 con una actitud muy frontal en un momento de acartonamiento generalizado. Sobre el escenario se ponía en funcionamiento un juego de seducción que atraía o alejaba, sin término medio. Desde el comienzo, Virus resultó tan emblemático como Luca Prodan, de Sumo, o Soda Stereo. «Quizás nada retrate mejor a los Moura que su destiempo. Fueron irónicos cuando reinaba la solemnidad en el rock argentino. Fueron románticos cuando reinaba el desencato dark. Grabaron su primer disco cuando su líder tenía 30 años, la misma edad en la que Charly García disolvía Serú Girán (Eduardo Berti en Riera / Sánchez, pág 11/12).


Federico Moura nació el 23 de octubre de 1951. O sea que tenía unos 18 años en 1969, cuando compitió en un concurso organizado por la revista Pinap (un antecedente de Pelo) con el grupo Dulcemembriyo. Entre los demás integrantes estaban amigos y compañeros del Colegio Nacional de La Plata, como Luis María Canosa (el cantante, ya que Federico tocaba el bajo y hacía coros), Daniel Sbarra, Pinfo Garriga y Diego Rodríguez (luego baterista de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota).Dulcemembriyo es el primer germen de Virus. No ganaron ese concurso, pero la banda siguió ensayando y tocando en vivo. Hacían temas de The Who, los Rolling Stones, Black Sabbath y Steppenwolf, además de una versión irónica de una canción de Palito Ortega y composiciones propias, algunas con letras del Indio Solari. En 1972, después de una insólita gira por Bolivia, cada integrante decidió irse de viaje a Europa, Brasil o Estados Unidos, y el grupo se disolvió. Algunos músicos siguieron adelante con el proyecto, rebautizado Los Dulces, y hasta hubo una grabación que queda inédita tras la separación definitiva.


Virus nació de la fusión de Marabunta con Los Violetas, dos bandas de City Bell. En el primer grupo estaban los hermanos Julio y Marcelo Moura, además de Quique Mugetti, y en el segundo Mario y Ricardo Serra. Ninguna banda llegó al año de vida, pero en 1979 tocaron juntas por primera vez, en Pinamar. Hubo más viajes de los integrantes, pero el camino ya estaba marcado: de esa unión salió una agrupación llamada "Duro" y la cantante era Laura Gallegos, que terminó siendo invitada a participar de los coros del primer álbum. Cuando Federico ocupa el lugar de la vocalista (11 de enero de 1981) ya se rebautizan Virus.Ya en la primera presentación masiva (Ezeiza, 21/09/81), Federico Moura desplegó su habitual provocación y, mientras jugueteaba con las naranjas que el público le arrojaba, les arengó: "a ver si levantan esos culos y bailan un poquito". Hacía dos años que ensayaban todos los días y tocaban en pequeños pubs. Una semana después de Ezeiza, entraban a grabar en la CBS . Wadu Wadu(1981), el primer LP, contiene 15 temas, con una duración promedio de 2'30 cada uno. En una época en la cual el Rock se ocupaba de temas sociales y "serios", fueron acusados de frívolos, por la música bailable con letras irónicas. «Hay quienes piensan que las letras de ustedes no están hechas para pensar...», sugiere el periodista. «Pero no es tan complicado, nuestras letars son simples. El que no las pesca es porque no piensa», responde Federico (Revista Twist y Gritos, 1982).“Soy Moderno, No Fumo” y “Wadu Wadu” fueron elegidos como cortes de difusión, que lograron tal propósito gracias a Lalo Mir, que conducía "9PM" por Radio del Plata y Alejandro Pont Lezica, de Rivadavia.En la presentación del disco (18/12/81 en el teatro Astral) debutó como músico el periodista Roberto Pettinato, que por entonces dirigía la revista El Expreso Imaginario y que también apoyaba bastante a Virus.La imagen ambigua del grupo motivaba reacciones adversas de parte del público y comentarios prejuiciosos de la prensa. Al respecto, Marcelo Moura explica: «Federico era homosexual, entonces naturalmente su estética era así. No es que quisiese promover o valorizar eso, simplemente actuaba como era. Y como Federico era el cantante, el que hacía las notas y el que más aparecía en televisión, era la imagen que representaba al grupo» (D.Riera / F.Sánchez, pág 70).Federico y Jacoby se ocuparon del vestuario y de la puesta en escena de los shows que realizaron durante la Guerra de Malvinas. Al comenzar, un ciego sintonizaba una radio a galena que colgaba de su cuello y de fondo se escuchaba "Entra en movimiento". Luego el grupo entero subía al escenario disfrazado de anciano, mientras en una pantalla se proyectaban imágenes de una manifestación en la Plaza de Mayo, con el tema "Todo este tiempo perdido".Para ese entonces, el Poder Ejecutivo convocó a los productores más importantes para que organizaran el Festival de la Solidaridad Latinoamericana. La fecha elegida fue el 16 de mayo de 1982 y se hicieron presentes todos los músicos importantes: Charly, Spinetta, Gieco, Lito Nebbia, Porchetto,... A Virus también les llegó la invitación, pero fue inmediatamente rechazada. Para la ocasión, compusieron el tema “El Banquete”, que incluyeron en “Recrudece” (1982), el segundo disco. Tanto este trabajo como el anterior tienen letras absolutamente originales y ocurrentes de Roberto Jacoby, un hombre que provenía tanto de la publicidad como del Instituto Di Tella de fines del sesenta.

Volante que se repartía en verano del 82' anunciando tres conciertos en Obras a la vez, y de quienes!
Agujero Interior” fue el primer disco masivo de Virus.Con la producción artística de Danny y Michel Peyronel, salió a la venta en diciembre de 1983, juntamente con la asunción de Raúl Alfonsín y el final de la dictadura militar. Ese año Los Twist lograron editar su primer trabajo “La Dicha en movimiento” que, en parte, compartía la ironía de los Virus, aunque en un estilo pop-rock más "divertido". Este trabajo sería editado en CD recién en 1995. Por entonces el público estaba entendiendo mejor el concepto de poder bailar rock sin permanecer solemne en una butaca. Además de Los Twist , ya estaban Los Abuelos de la Nada y el renovador "Clics Modernos" de Charly García. El panorama era muy diferente a un año atrás. El gran acierto de "Agujero Interior" fue su tono rockero que incluso llegó a la imágen de camperas de cuero. Y aunque el álbum traía una canción de amor ("Que hago en Manila?") todos lo recuerdan por rocks como tema principal, "En mi garage" y "El probador".Por entonces, varios sectores de la sociedad declararon estar "avergonzados y escandalizados" por estos músicos. «La situación me parece muy buena - comenta Federico - Creo que alguien cuestiona un hecho cuando realmente le molesta. (...) Y me parece muy bien, porque estás golpeando puertas. No estás planeando golpearlas, las estás golpeando y le estás creando preguntas a alguien. Estamos movilizando, estamos tocando estímulos más fuertes, y por eso la gente se adhiere o te rechaza, pero siempre con fuerza» (G.Guerrero, pág 57).A mediados de 1984 se separa de la banda Ricardo Serra, por diferencias internas: «Jacoby escribía letras y cobraba una fortuna de guita cada seis meses, mientras que nosotros no cobrábamos un mango. Un grupo no puede funcionar jamás así. (...) Lo que hizo Roberto yo no lo haría ni mamado: cobrar, por ejemplo, 25.000 dólares y no tener un gesto, son cosas medio bravas... Nosotros cobrábamos por los shows y por el Sindicato de Músicos, pero yo de Sadaic nunca cobré nada.» (D.Riera / F.Sanchez, pág 108). Su reemplazante fue Daniel Sbarra, el mismo de Dulcemembriyo.En un estilo pop más tecno, grabaron el siguiente trabajo, “Relax” (1984), con muchos más teclados y sintetizadores, en parte para suplir el espacio del guirtarrista alejado. Se utilizó una tecnología novedosa para la época, como las baterías electrónicas y los Midis para utilizar bases secuenciadas. “deseperado secuencia uno”, “Amor Descartable” y “Me puedo Programar” son los ejemplos más salientes. Tuvieron que pasar tres (casi cuatro) discos hasta que se valoró su talento y se reconoció su ascenso en el gusto popular.“Locura”(1985) se grabó en Nueva York y vendió más de 200.000 copias (hasta ese momento, el disco más exitoso había sido “relax”, con 40.000). Es el disco preferido de Federico y el más sexual de todos. “Una Luna de miel en la mano” es un homenaje a la masturbación; "Sin disfraz" trata sobre un taxi-boy; Pronta Entrega” es una valorización de las relaciones sexuales...Con este disco, Virus llega a la cima del rock local, compartiendo la mayor popularidad del momento junto a Soda Stereo y Zas.Como consagración de una extensa y exitosa gira por todo el interior, Virus graba "Vivo" en el Estadio Obras, los días 15, 16 y 17 de mayo de 1986. Para la ocasión prepararon versiones nuevas de todos los temas, ya que la crítica coincidía en calificarlos de "muy profesionales, pero un poco fríos". Si a esto se le sumaba el hecho de ser una recopilación, el disco redundaría en una repetición de los éxitos anteriores. El disco incluía un tema grabado en estudio, el espléndido "Imágenes Paganas". Continuaron luego con una gira por latinoamérica, que los llevó a Perú (70.000 personas en 3 shows) y a Chile (20.000 espectadores en 3 presentaciones)."Superficies de placer" fue grabado en Río de Janeiro, entre abril y mayo del '87. Este es un álbum más individualista: los temas eran compuestos sin la intervención del resto del grupo, como ocurría antes. La grabación se dificultó por una intensa neumonía de Federico, que lo tuvo 15 días en cama, casi sin poder comer. El tercer médico que lo atendió le recomendó realizarse el test del HIV, una enfermedad de la cual todavía se desconocía casi todo. Dio positivo.«Nos shockeó, fue como una patada al hígado. - recuerda Marcelo - Se armó como una onda de desazón general. Lo que había sido un plan antiestrés (grabar en Brasil), terminó siendo lo más estresante del mundo. Terminamos el disco a las patadas; todos los valores se cambiaron de un día para el otro» (D.Riera / F.Sánchez, pág 163).A casi 9 meses del último show en Buenos Aires, Virus presentó el nuevo material en dos recitales en el Teatro Opera. Era un período en el cual nadie tenía ánimos para seguir, con excepción del propio Federico: cuando ninguno sabía si podría aguantar el trajín de los ensayos y los shows, Federico insistió para que se realizara."Tierra del fuego" (1989) es el primer LP sin su participación. Federico concurrió al estudio los dos primeros días, pero no pudo continuar. Había participado en únicamente dos temas: "Un amor inhabitado" y "Lanzo y escucho". La banda quiso abandonar la grabación. Federico ordenó que continuaran y le pidió a Marcelo que ocupara su lugar.Federico Moura murió de Sida el 21 de diciembre de 1988. A un año de la muerte de Luca Prodan y a nueve meses de la de Miguel Abuelo, se cerraba así la década de los '80, musicalmente hablando.«En honor a la estética personal que siempre caracterizó a Federico, algunos periodistas que sabíamos hace tres o cuatro meses que estaba condenado a muerte, nos organizamos en una conspiración de silencio, y quizás también de esperanza en un milagro de esos que rara vez se producen. No fue casual que la mayoría de los integrantes de esa conspiración perteneciéramos a la misma generación de Jorge y Federico. Nos unió la solidaridad hacia alguien que respetamos profundamente y la conciencia de que, según parece, serán muy pocos los de nuestra generación que logren morirse de viejo» (Gabriela Borgna en Página/12, 22/12/88).La presentación oficial de "Tierra del Fuego" fue, en realidad, un homenaje a Federico. Luis Alberto Spinetta, Charly García, Andrés Calamaro, Gustavo Cerati, Patricia Sosa y Fito Páez son algunos de los músicos que, espontáneamente, concurrieron al show y cantaron como invitados.Luego de mucho ensayar con la nueva formación, Virus salió de gira por todo el país y luego por el exterior. Sin embargo, ya no existía la disciplina interna y no había forma de restablecer las rutinas de ensayos y composición. Daniel Sbarra y Enrique Mugetti ya habían tomado la decisión de alejarse de la banda, aunque ofrecieron seguir tocando hasta que les enconrtraran reemplazantes. Disolvieron el contrato con la discográfica y realizaron algunos shows en forma independiente, pero sin éxito. El recital despedida fue el 29 de septiembre en el estadio de River, como teloneros de David Bowie y Bryan Adams.En marzo de 1994 se juntaron para la nostalgia, en un pub de Lanús. Volvieron a los escenarios para el 112º aniversario de la ciudad que los vio nacer: La Plata. Alrededor de 120.000 personas los aclamaron como en sus mejores épocas. «No nos gusta de hablar de regreso -comentó Marcelo- porque de hecho siempre seguimos en actividad, aunque sea en proyectos paralelos, y nunca estuvimos alejados definitivamente». En diciembre del año siguiente se presentaron en la discoteca The Roxy, «sin intenciones de editar un nuevo disco, sin giras que promocionar ni nada, solamente por el gusto de tocar» (Télam, 09/10/95). Por "cuestiones internas", Mario Serra no participó del reencuentro y fue reemplazado por Aitor Graña, el baterista de Juana La Loca.Marcelo Moura encabezó un nuevo renacimiento de esta banda, acompañado en esta oportunidad por Julio Moura y Daniel Sbarra en guitarras, Enrique Mugetti en bajo, Aitor Graña en batería y Patricio Fontana en teclados. El disco se llamó "Nueve" y tuvo un anticipo con el tema "América fatal" y una versión dance de "Amor descartable". Retoma la onda latina/bossa que había asomado en "Superficies de placer". En el nuevo siglo, la banda sigue en actividad, con la premisa de "tocar por ganas de tocar"








Diario Clarín, 23/12/1988

No hay comentarios:

Publicar un comentario