24 sept. 2007

EL ROCK PLATENSE (HISTORIA)



En el primer apartado sobre el rock platense, habíamos hablado que para ese entonces en esa ciudad, excluyendo al caso paradigmático de La Cofradía de la Flor Solar, se imponía un estilo que aún no se decidía plenamente por cantar en castellano, incluido Diplodocum, Red & Brown.Hacia 1967 iba a aparecer una banda integrada por algunos estudiantes del Colegio Nacional que tomaría el nombre de Dulcemembriyo. Estaba integrada por Federico Moura en bajo y coros, Luis María Canosa como vocalista, Daniel Sbarra, Pinfo Garriga y Diego Rodríguez (que luego fuera baterista de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota). Algunos especialistas, sostienen que esta banda debido a la presencia de Moura, se convirtiría en el antecedente directo de la agrupación que en los ochenta se iría a llamar Virus.Dulce realizaba covers de los Who, los Stones, Steppenwolf y Black Sabath, además de la irónica versión de un tema de Palito Ortega, figura emblemática de la música complaciente de entonces, como también algunas composiciones propias de las cuales algunas letras fueran escritas por Carlos “Indio” Solari, futuro cantante de los Redondos.Ellos se presentarían en 1969 en un concurso realizado por la Revista Pinap, con escasa suerte, y tras una gira por Bolivia en 1972 se disuelven y cada uno de ellos emigraría al exterior. En el caso de Federico, para ese entonces estudiante de Arquitectura, su destino fue partir como hippie en barco hacia Londres.


Cortesia de Osvaldo Drozd


El Rock en La Plata- El nacimiento de Virus

Si bien durante los años setenta, existía una escena del rock platense, sólo la Cofradía de la Flor Solar, pudo alcanzar exceder los límites de la 32 (calle circunvalación), pero el fermento estaba listo para irrumpir en un tiempo posterior.Me sorprendió bastante una afirmación presente en rock.com.ar donde dice que Federico Moura en su primer disco con Virus, tenía la misma edad (30) que Charly García al disolver Serú Girán. Es decir que cuando uno recién daba inicio a su carrera artística de forma profesional, el otro ya estaba consagrado. Y esto también me hizo recordar que cuando Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, editan su primer disco Gulp en 1985, sus integrantes tenían más de treinta años. Pero también vale recordar que tanto Federico Moura como Skay Beilinson y otros “redondos”, ya habían sido parte del incipiente rock platense de fines de los sesenta.Tras volver de su viaje a Europa, Federico Moura iría a constituir una banda de tipo punk rock, llamada Las Violetas junto a los hermanos Mario y Ricardo Serra. Mientras tanto sus hermanos Julio y Marcelo Moura, junto a Enrique Mugetti, habían conformado una banda denominada Marabunta, en la cual realizaban un estilo de fusión de rock con ritmos latinos.Estas dos bandas de City Bell se fusionarían para dar paso a “Duro” con la voz de Laura Gallegos, y en poco tiempo ya sin ella, y con Federico de vocalista iba a aparecer Virus, quienes debutarían un 11 de enero de 1981 en el Club Universal de la calle 25 entre 57 y 58. Si bien arrancaron con una base de punk rock, con influencia de The Clash, integraron lo latino y también el glam rock, new wave, dando como resultado lo que algunos críticos denominaron como la máxima expresión de la modernidad del rock argentino emergida por los años ochenta.Al igual que los Redondos ellos plantearon sus actuaciones como un hecho no sólo auditivo sino principalmente visual. Decía Federico a la Revista Pelo: “Hay que tomar el ejemplo del cine, que es un arte muy completo: hay música, textos, actuación, color, etcétera. Cada actuación debe ser un todo.”Alguna vez señaló Gustavo Cerati: "Eran un grupo pop con mucha cultura rock encima y al presentar otra plástica se proyectaron al futuro como nadie. Estamos hablando de uno de los mejores grupos que hubieron en Argentina".En 1982 cuando la Guerra de Malvinas el Gobierno Militar convocó a grupos y solistas del rock nacional al "Festival de la Solidaridad Latinoamericana", Virus fue uno de los invitados que rechazó hacerse presente en tal evento. Este festival fue considerado por algunos como una cooptación del movimiento de rock por parte de los militares. La mayoría de los músicos que participaron de él lo hicieron principalmente para ayudar a los soldados presentes en las islas del Atlántico Sur.Marcelo Moura dijo al respecto: “Estoy convencido de que el que participó creía genuinamente que lo que donaban les llegaría a los chicos que estaban allá. Nuestra decisión tuvo que ver con que tenemos un hermano desaparecido por la dictadura, por lo que estábamos bien al tanto de lo que pasaba”. Efectivamente el hermano mayor de los Moura es uno de los treinta mil argentinos desparecidos en la última dictadura militar.Federico junto a Roberto Jacoby (letrista y escenógrafo de la banda) compondrían al respecto un tema alegórico denominado El Banquete.


Cortesia de Osvaldo Drozd

No hay comentarios:

Publicar un comentario